martes, 6 de noviembre de 2018

En paz

Dolor, furia y rabia
que ya no necesitamos
para continuar. Oscuridad 
que nos ha enseñado
el poder de la luz. Amor 
que nos cubre sin acorazarnos,
amistad que corre riesgos,
lugares que hacemos nuestros
pasando por ellos, aprendiendo 
a ser lo que transitamos,
el camino y no el destino,
el canal y no lo canalizado.
Trascender sin liquidar, caminar 
sin pisar lo que fuimos,
futuro presente, gerundio,
luchador que no se recrea,
croqueta sin rebozar. Abrir 
los sentidos a un nuevo sabor
que no arde en los labios,
que te trata bien. Mujer y hombre 
que viven dentro de nosotras 
y no se empujan, competencia 
que no cruje ni fuerza 
lo que no gritaste. Regenerando 
otra oportunidad, concibiendo 
otro mañana, dando gracias al dolor 
por todo lo que con él he transformado
y ahora que he visto a quien
lo empuña me libero. Me quito 
el disfraz y ya no soy héroe 
que muere en campo de batalla ajeno,
sostengo aquello con lo que me confundí,
me veo con las manos en la masa
sin saber qué hacer. Me perdono
porque así me construí, escribí mi historia,
gané partidas que ahora me ganan a mi
y para no ser más víctima
suelto la espada, la observo, pienso 
en lo que me prometí, premio 
que me quemaba, objeto 
al que avasallaba. Todo lo que te pedí,
a donde ya no quiero ir, volver 
a mí, mucho más que la que fui.
Ser la arquitecta, el cisne, la bruja
que creó a la buena y a la mala,
ser aquella y no sólo esta, cambiar 
la perspectiva en lugar de a mí,
levantarme la máscara, 
verme el personaje, detectarme,
infiltrarme, dejar de timarme,
detenerme, trascenderme, 
estar en paz.






2 comentarios:

  1. Trascendido el verbo. Penetrada por el bloque que es lo expuesto. Toda la filosofía desordenada se unifica un instante, disolviéndose eterna en el Espíritu. Despierta la luz nos invade, quedando las inquietudes reveladas, la trama al descubierto, el placer de vivir en manos nuestras. Durante un vasto momento infinito, no hubo comprensión ni sentimiento, ni fuerza ni alimento hubo, pero contemplamos desnudo y ofrecido lo anhelado, el sentido. Almudena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sentido que va más allá de a lo que lo quisimos reducir. Sólo con la mente, que no entendía. Porque somos mucho más. :)

      Eliminar